ARBOLEDA 
 

El proyecto de Arboleda presenta un dilema interesante, al no existir un problema urbano o arquitectónico a resolver. Sino, más bien, como intervenir en un contexto previamente diseñado y como respetar y “enchufarse” a las ideas originales?

ARBOLEDA presenta un trazo sinuoso en el paisaje urbano, dibujando una serie de edificios que se van rotando en planta y disminuyen su altura gradualmente conforme se acerca al Parque Norte, verdadero pulmón y corazón del proyecto. El programa requería insertar 3 piezas en un parque donde el paisajista propuso trazos orgánicos, no lineales, que en su sección se alzan y bajan creando un perfil variante y ondulado.

El partido urbano y arquitectónico plantea “ligar” las intervenciones y buscar una continuidad formal, evitando que se lean como 3 piezas independientes.

Se analizo la volumetría de las torres de Arboleda y como asemeja una especie de partitura urbana, donde existe una armonía visual y una coreografía de volúmenes relacionados entre si. Pensamos que podemos ligar ese gesto y continuar el trazo, metafóricamente, hasta el Parque Norte y crear un ensamble armonioso.

Se tomaron referencias del árbol de Encino, de su morfología estructural y geométrica, y patrones de crecimiento. Así como existen hojas de encino que comparten tipología pero varían su forma ligadas por medio de ramas o troncos, el Café Bistró, el Pabellón y el Kiosko son 3 hojas tridimensionales que se contorsionan y nacen del suelo, suben y forman los edificios y vuelven a la tierra. Lo que junta a estas tres piezas son una serie de louvers verticales que varían su ángulo y altura y que interfieren lo menos posible en el proyecto de Burnett, pero que lo complementan y acentúan.

El tronco de los arboles presenta un corrugado longitudinal, que varia en corte y crea una rica textura….Esta inspiración se presenta en el Café Bistró, donde un entramado de costillas de acero corten o cobre nace de la tierra y crea el edificio de dos niveles, generando una geometría que asemeja un acordeón, con cambios de altura graduales y juegos de luces y densidades

En el Pabellón, un gesto continuo crea la silueta, donde las escaleras son parte de la envoltura y donde se abre la fachada oriente y se protege la poniente, al ser la mayoría de los eventos en las tardes y noches. Se busco una U en planta para mejorar la acústica y no bloquear el escenario.

El encino muestra una copa donde las ramas crecen hacia abajo y luego hacia arriba, asemejando grandes cantilivers. Esta inspiración se replica en el Café y el Pabellón, donde se evitan las columnas y se crean plantas libres para lograr visuales hacia el Parque Norte.